martes, 3 de enero de 2017

Tiempos de Redención




Señor cuídala donde quiere que esté
porque a mi mayor locura,
fue complemento su ser,
pues me arrullaba la duda 
y su amor me despertaba al amanecer.

¿Se puede cumplir una promesa sin verte?
que de mis labios a su boca fue promesa vertida,
si esta consistía: el no conocer a más gente,
a riesgo de que mis palabras tachen de fementidas,
prometo No conocer a mas amores en esta vida.

Y si a mi Dios es de extrañeza lo que yo piense,
Sepa que lo que pienso, digo, siento y quiero
fue provocado por un idílico amor pasajero;
entonces se le advierte, lo que se piensa y se siente
son por mucho dos mundos adversos.

Decidme que hacer en tiempos de redención;
¿Malgastar el tiempo al escribirte una canción?
o  ¿desperdiciarlo buscando tu perdón?
y en todo momento engañando al corazón,
con falsos silogismos de amor. 

Pues amarte sería un acto extraterrenal,
difícil es querer de quien se es querido
y complicado amar a quien se ha perdido.
pues ahora ya  ni si quiera eres real,
Eres un cuento...
solo un cuento que se le dice a un niño;

Y a mi Dios le pedí verte una vez más,
en respuesta por las noches te volví a soñar
y nuestras almas vibraban a un mismo compás,
solo que ahora mi alma se mueve sola,
y tu alma ha dejado de vibrar.

Desapareceré todo rastro de relación,
 todos los días repetiré que se me olvidó, 
con el tiempo concluiré que jamás existió,
y en verano solo recordar que tuve un sueño,
el mismo sueño que el invierno se llevó.

Y aun que tu recuerdo a mi puerta insiste,
Me repetiré mil veces que tú No existes
tratando de ocultar, de tu recuerdo, el dolor;
Es así, como te escribí canciones de odio,
Con mensajes subliminales de amor.

KLON...


No hay comentarios:

Publicar un comentario